En su condición de propietario de la planta física de la Plaza de Mercado, Infi-Manizales elaboró los estudios para su remodelación y contrató la elaboración de los diseños arquitectónicos y estructurales, que en su versión preliminar fueron debidamente consultados con los actores relevantes de la Plaza.

La propuesta de diseño arquitectónico el cumplimento de los siguientes objetivos principales:

Articulación de los pabellones que conforman la Plaza de Mercado.

Articulación de los pabellones que conforman la Plaza de Mercado.

Recuperar la Plaza de Mercado tanto para la población urbana y rural.

Mejorar la movilidad peatonal y vehicular del sector.

Desmarginalizar la plaza y modernizar su infraestructura.

Destinar espacios apropiados para las actividades de bodegaje.

Consolidar las edificaciones destinadas a la Plaza de Mercado como actividad minorista por excelencia, desarrollada con una alta calidad de sus espacios públicos y privados

Destinar espacios apropiados para actividades productivas asociadas a la Plaza de Mercado que permitan la generación de nuevos empleos y el mejoramiento de las condiciones ambientales del sector.

Modernizar y actualizar normativa y constructivamente su infraestructura urbanística y arquitectónica sin perder su carácter, buscando atraer el mayor porcentaje de la población.

Dotar la Plaza de Mercado de las condiciones ambientales y de salubridad requeridas para su óptimo funcionamiento.

Cubrimiento de las calles contiguas al pabellón central, con el objeto de articular todos los pabellones que estructuran la plaza y destinarla al comercio minoritario de frutas y verduras, lo que permitirá albergar a todos los vendedores que actualmente están pendientes de formalización.

Durante el año 2020 se ha avanzado en la actualización del proyecto denominado mejoramiento y adecuación de infraestructura para sostenibilidad y revitalización productiva de la plaza de mercado de Manizales y su área de influencia, definido en 3 fases de intervención considerando priorización de acuerdo con condiciones técnicas y financieras.

fase I: pabellones 1 y 4.

fase II: pabellones 2 y 3.

fase III: construcción pabellones 5 y 6.

Esta estructuración se realiza con el fin de optimizar la gestión de recursos ante diferentes entidades con el fin de viabilizar cada una de las fases y obtener su financiación, proceso para el cual la administración municipal ha priorizado recursos.